| Voley masculino

Nos vemos el sábado

Boca derrotó 3-1 a Ferro en Caballito y estiró la serie de cuartos de final de la División de Honor del voley metropolitano. La eliminatoria se define el sábado en el Quinquela.

Ferro pareció querer estirar de entrada su superioridad del primer juego (4-2, 6-3), pero con el correr del set Boca se fue metiendo en juego y lo empató 7-7 con un buen pasaje de Linares. A partir de allí arrancó una larga serie de puntos intercalados hasta que otra ráfaga de Linares le aseguró al Xeneize la ventaja que a la postre derivó en el 25-22 final.

El segundo set fue de un dominio Xeneize que si bien no fue categórico fue lo suficientemente importante como para que el equipo de Gigante lo gane sin mayores problemas. Primero Bruno y luego Linares se cargaron la ofensiva al hombro para sellar un 25-15 tranquilo que dejaba a Boca a un set del triunfo. Sin embargo, la cosa no sería tan fácil en Caballito.

Es que Ferro revivió en el tercer set y rápidamente sacó luz de 9-5. Boca limó a 9-8 primero y pasó al frente 12-11 después, pero el Verde estaba vivo y soportó una máxima de 16-13 favorable a la visita. Boca se quedó, falló mucho en ofensiva y Ferro lo cerró con un apretado 25-23 que estiró la cosa un set más en la fría noche de la calle Martín de Gainza.

El set decisivo arrancó parejo (5-5) e incluso con momentos de superioridad local (7-5), pero cuando Boca apretó el acelerador lo liquidó. De la mano de un Linares intratable, el equipo de Gigante pasó al frente, sostuvo siempre una buena diferencia y lo cerró 25-19 arriba. Ahora, con la serie empatada 1-1, se verán las caras en La Boca el sábado para definir al semifinalista.

Leonardo Chianese (Prensa Boca)