Futbol10.02.2018

Sangre charrúa

Con pocos meses en el club, Nández demostró que su juego está moldeado para el estilo de Guillermo. Con el ADN uruguayo, el volante condensa despliegue y entrega pero también buen juego y llegada al gol.

  • 6051_27012018boc-col53.jpg

Corre, traba, recupera y emerge con la autoridad que otorga el sacrificio. Llegó en agosto del año pasado al Xeneize después de haber sido el capitán más joven en la historia de Peñarol. Con estirpe de Selección, es uno de los integrantes de la Celeste de Oscar Tabárez que en unos meses llevará sus sueños al Mundial de Rusia. Su primer gol con la azul y oro fue ante Godoy Cruz, en la Bombonera, el 17 de septiembre. Después marcó nada menos que ante River, el 5 de noviembre. Y ese, en el Monumental, no fue un tanto para rellenar el resultado: fue el segundo, el que selló la victoria por 2-1. Y el tercero, el del 27 de enero de local contra Colón, fue un golazo con un toque sutil por arriba del arquero Alexander Domínguez que puso de pie a toda la Bombonera. A tal punto que, cuando fue reemplazado después por Gonzalo Maroni, retumbó bien fuerte el “u-ru-guayo” como música para su autoestima.

Con 22 años recién cumplidos (nació el 28 de diciembre de 1995, en Punta del Este), Nahitan Nandez puede decir que no ha perdido el tiempo y que ya tiene un puñado de capítulos escritos de su trayectoria. En una entrevista reciente,  recordó aquel primer encuentro con Luis Suárez en el vestuario del seleccionado uruguayo: “Cuando nos vimos con Luis por primera vez, me dijo en broma: ‘¿Qué hacés con esos muñecos de mierda?. ´Dales un beso que vas a hacer un gol´, le respondí. Luis convirtió y estaba feliz. Yo los llevo para todos lados; los duendes son amigos de todos”.´

Lo cierto es que, más allá o más acá de aquel episodio con uno de los socios de Lionel Messi en el Barcelona, parece estar bien claro que los duendes de Nandez se alinearon con fuerza este año al reanudarse la Superliga argentina. Porque si Pablo Pérez hubiese dejado atrás durante el receso el desgarro en la pierna derecha, el principal candidato a quedar afuera de los titulares ante Colón era el uruguayo. Pero jugó y la rompió. Volvió Pérez frente a San Lorenzo y el que se quedó al margen de los titulares fue Walter Bou. Precisamente, en el clásico en el Nuevo Gasómetro volvió a lesionarse Pérez y Nahitan jugó los noventa minutos de un clásico caliente, uno de esos típicos duelos entre grandes y encumbrados, tras el cual Boca mantuvo la ventaja de seis puntos sobre su perseguidor más cercano.

Siempre con voz de mando, mostró su personalidad de líder desde sus días de botija, cuando jugaba como defensor en el baby de Atlético Fernandino. A los 12 años lo pasaron al medio. En Atenas fue volante derecho. Volvió a Fernandino, luego jugó en Ituzaingó, en donde actuó hasta de enganche. Integró las Juveniles de Uruguay y tuvo un breve paso por Defensor Sporting, en donde no se adaptó. Eran tiempos de adolescencia y todo corría a la velocidad de un rayo como para adaptarse con tanta facilidad. Tenía recién 16 años cuando le surgió la gran oportunidad de desembarcar en Peñarol. Y el 1 de marzo de 2014 debutó en Primera: fue en el estadio Jardines del Hipódromo, cuando su equipo venció de visitante por 2-0 a Danubio. Ese día arrancó en el banco y le tocó ingresar por alguien a quien admiraba: Antonio Pacheco.

Hijo único de Alfredo y María, se crió en una familia de clase media, siempre pateando una pelota desde aquella, la primera, que le duró un suspiro cuando un auto la pasó por encima apenas cinco minutos después de haberla recibido en forma de regalo de manos de su mamá. Hoy disfruta su otro rol en la vida, el de padre de Matilda, la beba de un año y tres meses que tiene con su pareja Sarah.

Alguna vez contó sobre el origen de su nombre: “La verdad, no tengo ni idea. Mi vieja se fue de vacaciones, lo escuchó y me lo puso”. En este sentido, el mundo Boca (como le pasó del otro lado del Río de la Plata, con los fanáticos de Peñarol) lo viene sorprendiendo a cada paso y en la pretemporada encontró más argumentos para el asombro cuando un policía se le acercó a pedirle un autógrafo y aprovechó para comentarle que Nahitan había sido el nombre elegido para su hijo en camino. ¿Será el primero de una larga fila impuesta por ese amor incondicional que tiene el hincha xeneize? Del propio Nahitan -de su despliegue, de su aporte, de su entrega- dependerá.

 

Esta, y otras notas, las podés encontrar en el Programa Oficial del partido ante Temperley. Podés descargarlo en www.bocajuniors.com.ar/programaoficial.

 

Textos - Fotos - Videos: Departamento de Prensa de Boca Juniors.
 
Toda la información de Boca la podes encontrar las 24 horas en:
 
Twitter: @BocaJrsOficial
Instagram: /BocaJrsOficial
Facebook: /bocajuniors
Google plus: /+bocajuniors
Canal en Youtube: /bocaentretenimientos
Programa Oficial: www.bocajuniors.com.ar/programaoficial

Tags de la nota

Notas Relacionadas