Basquet02.01.2017

“El básquet es una gran familia”

A la espera de lo que será el 2017 de la Liga Nacional de Básquet, el utilero Roberto Prado nos cuenta su historia de vida. Una historia, por cierto, bien Xeneize.

  • JESI6.jpg

El utilero es el encargado de organizar todos los implementos de los basquetbolistas,  es el primero en llegar y el último en irse. Está pendiente de la ropa, las pelotas y el resto del material de entrenamiento. Un trabajo arduo que incluye viajes, concentraciones y conlleva una larga lista de sacrificios. 

Roberto Rubén Rosario Prado nació en Villa Constitución, Santa Fe y desde pequeño soñaba con ser futbolista. En 1980 llegó a Boca Juniors y comenzó a jugar en las inferiores del Club. De allí tuvo paso por clubes de la vecina República de Chile y de Salta y retornó al Club de La Ribera donde tuvo la oportunidad de jugar varios partidos en la Primera División. Una vez retirado de la práctica deportiva pasó a trabajar en la utilería del club.

Antes de comenzar la práctica habitual, dialogó con Prensa Boca y nos contó acerca de cómo se desarrolló su vida a partir de esos momentos: “A fines de la década del ´80 me retiré y empecé a trabajar con las inferiores de fútbol en la parte de utilería y luego tuve el agrado de que me pasaron a la Primera División” nos manifestó, y luego agregó con cierta nostalgia: “fue un cambio muy grande. Es tan distinto ser futbolista… uno llega, se cambia, entrena, hace lo que dice el técnico. En cambio yo, estando en la utilería, tengo que tener otro ritmo, otra responsabilidad, soy el primero que llega, me voy más tarde que todos. Fue un cambio muy grande…”.
 
Al trabajar en Boca tuvo la ocasión de conocer a importantes figuras, acerca de lo cual nos dijo: ”Fue inolvidable, éramos un grupo formado por utileros, masajistas, kinesiólogos que, hasta el 2009, tuvimos la oportunidad de estar al lado de Diego Maradona, Claudio Caniggia, Carlos Navarro Montoya, Eduardo Gamboa, Martín Palermo, entre otros. Fue cansador pero hermoso”.

Además Roberto tuvo momentos imborrables… “Claro!!!, lo más lindo era cuando ganábamos, (en la época de Carlos Bianchi ganamos todo), lo más triste era cuando perdíamos. Viaje mucho, fui siete veces a Japón, también viajé a Europa y estuve en casi todo Sudamérica. Algo impensado para mí”.
 
Si bien es un trabajo duro, le dejó interesantes vivencias: ”Tengo muchas anécdotas. Una vez llegué al entrenamiento y algunos jugadores me habían escondido la ropa de otros. Otra vez me desinflaron las pelotas y el técnico me llamó y me dijo: ¿Qué pasó con las pelotas que están desinfladas?” y rememorando las vicisitudes de aquellas épocas agregó: “uno de los primeros viajes a Japón llevé 36 baúles, y algunos de los jugadores me escondieron dos, no podés  entender la desesperación que me agarró. Yo los había contado y no entendía que había pasado. Eso sí, así como me hacían bromas en los viajes, también siempre me ayudaban”.

“Ahora mi trabajo es distinto”, afirmó refiriéndose a su situación actual -es el utilero del equipo profesional de Básquet Xeneize- “El número de jugadores es menor. El trabajo es un poco más liviano, salvo cuando viajamos. Los días que no hay partido, llego tres horas antes del entrenamiento, y, generalmente, me voy una horas más tarde que el último jugador”. 

Consultado cerca de su labor los días de partido afirmó: “Cuando juegan de local es distinto, es el día más cansador. Arrancamos a las ocho de la mañana preparando todo, llegan los jugadores, les doy la ropa para que se cambien para el entrenamiento, luego se van y yo me quedo preparando las cosas para la noche, incluido el vestuario para el equipo visitante. Al finalizar el partido esperamos hasta que se va el último jugador. Luego llevo la ropa del partido al lavadero y dejo las cosas preparadas para el otro día”.

Se puede decir que Roberto, es quién apaga la luz: “Prácticamente nos vamos al final de la jornada. Cerramos la puerta del vestuario cuando se va el último y la utilería cuando tenemos todo ordenado para el otro día. No dejamos nada pendiente”.

En el epílogo de la charla destacó que: “Si bien con este grupo recién empiezo, me llevo muy bien con todos. Es todo una gran familia. Todos tiramos para el mismo lado. Muchas veces los más chicos del plantel me ayudan y, cuando viajamos, nos encontramos en las habitaciones a tomar mate y muchas veces les cuento de mis viajes”, y para concluir dijo: “Es una linda experiencia, son muy buenos chicos y la pasamos bárbaro”.

Texto - Fotos - Videos: Departamento de Prensa de Boca Juniors.

Toda la información de Boca la podés encontrar las 24 horas en:

Twitter: @BocaJrsOficial

Instagram: /BocaJrsOficial

Facebook: /bocajuniors

Google plus: /+bocajuniors

Canal en Youtube: /bocaentretenimientos

Programa Oficial: www.bocajuniors.com.ar/programaoficial

Sitio web: www.bocajuniors.com.ar

Tags de la nota

Notas Relacionadas