| Futbol

Se viene otra final

Boca derrotó 1-0 a Argentinos Juniors y clasificó a la gran final de la Copa de la Superliga. Lisandro López, en el segundo tiempo, anotó el gol que metió al conjunto de Alfaro en la definición del certamen.

Los dos equipos salieron decididos a evitar los penales. No sobró técnica en ninguno de los dos, pero lo cierto es que la etapa inicial ofreció situaciones de gol tanto en el área de Andrada como en las cercanías de Chaves. El Xeneize tuvo situaciones realmente inmejorables en los pies de Pavón y Benedetto, pero faltó la puntada final para abrir el marcador. La visita también tuvo las suyas, pero la llegada a los vestuarios los encontró sin goles.
 
El comienzo del segundo tiempo fue similar, pero rápidamente llegó la ráfaga que metió a Boca en la final de la Copa de la Superliga. Primero Argentinos se quedó con diez por la expulsión de Romero, mientras que pocos minutos después apareció Lisandro López para ganar de cabeza en el área visitante y abrir el marcador. Después fue tiempo de seguir sufriendo ya que Marcone vio la roja y el equipo de Alfaro tuvo que aguantarlo como pudo. El partido siguió en ritmo frenético pero sin goles, por lo que el Xeneize aseguró su pasaje a la definición del certamen. 
 
Hizo lo que tenía que hacer Boca en la noche del domingo. Derrotó a Argentinos Juniors y se metió en la gran final de la Copa de la Superliga, instancia en la que se medirá con Tigre. Ahora el equipo de Alfaro tendrá una semana limpia para descansar, entrenar y preparar de la mejor manera un partido que asoma tan complicado como importante. Después de obtener la Supercopa Argentina, el Xeneize irá por su segunda estrella del 2019 ante el conjunto de Pipo Gorosito en la capital cordobesa.