| Voley masculino

No pudo en la final

Boca cayó 3-1 ante San Lorenzo en la definición de la Copa Metropolitana de voley masculino. Los parciales de 25-18, 28-26, 20-25 y 25-22 le dieron el título al equipo de Boedo.

No pudo coronar su campaña con el título Boca en la Copa Metropolitana de voley masculino. Luego de ganar su grupo de forma invicta y de derrotar sin mayores inconvenientes a la UAI Urquiza en la semifinal, el Xeneize se midió con San Lorenzo en la definición del certamen, pero la alegría finalmente viajó hacia Boedo. La visita picó en punta ganando 25-18 y 28-26 los dos sets iniciales y encaminó el triunfo que le dió el título.

Lejos de rendirse, el equipo dirigido por Marcelo Gigante superó un mal arranque en el tercer set, se puso de pie rápidamente y lo dio vuelta para ganarlo 25-20 de la mano de Steeman y Scandura. El 2-1 en el marcador refrescó las ilusiones de Boca, pero tras un comienzo parejo del cuarto parcial, fue la visita la que torció el encuentro a su favor. Con un Vera encendido, el conjunto de Silberstein lo cerró 25-22 y obtuvo la Copa Metropolitana.

Con buenas actuaciones tanto en el Metropolitano como en la Copa Metropolitana, el Xeneize terminó su temporada 2019 en el voley masculino. Con un equipo joven y talentoso, los muchachos de Gigante demostraron que el presente es bueno, pero que el futuro puede ser aún mejor a partir del 2020.

Foto: Sebastián Díaz (Prensa Boca)

Leonardo Chianese (Prensa Boca)