| Reserva

Un tiempo para cada uno

Boca igualó 1 a 1 ante San Lorenzo en una nueva fecha de la Superliga de Reserva. Ramos Mingo abrió el marcador para el Xeneize y Hernández igualó para el local poniendo cifras definitivas en un atractivo encuentro.

No era fácil el encuentro. Boca enfrentaba al puntero e invicto del torneo en condición de visitante. Pero sorprendió desde el arranque y siendo protagonista desde el primer minuto. Manejo y circulación de pelota abriendo bien las bandas, sobre todo, por el sector izquierdo donde Sandez fue pura proyección, asociándose bien con Alvariño y Cortes. Por ese sector llegaron las jugadas más peligrosas. Fue luego de un tíro de esquina y de cabeza que Ramos Mingo puso arriba al Xeneize. Merecido por todo lo que había generado. El local poco podía hacer. Fue sorprendido por el juego que le presentó el elenco dirigido por Schiavi. Fue tanto la impotencia que al cierre de la etapa inicial el local se quedó con unos menos por la expulsión de Maciel por protestar. En los pies de Roldán estuvo la oportunidad de estirar la ventaja antes del cierre del primer tiempo, pero el remate fue bien tapado por el arquero. 

En el complemento y a pesar de tener un jugador menos, San Lorenzo se encontró rápido con el gol luego de un rebote que dejó corto Roffo. Con el empate, el local se propuso cuidar el resultado y la punta, cerrando líneas y agrupándose para contraatacar. La expulsión de Cabaña equilibró el número en campo, pero no en juego donde el puntero fue en busca de la Victoria. Tal es así que Roffo en pocos minutos se transformó en figura y sobre el final, tapo dos manos a mano que podrían haber sentenciado el encuentro.

El próximo encuentro será de local ante Newell’s en busca de una victoria que lo acerque a la pelea por por el título.