| Femenino

Día Internacional del Fútbol Femenino

Desde el 2014, cada 23 de mayo se celebra en todo el mundo el Día Internacional del Fútbol Femenino, a partir de una iniciativa de la Concacaf para fomentar el desarrollo de la disciplina.

Que las mujeres juegan al fútbol no es una novedad. El primer club femenino fue fundado en Londres en 1894, a pesar del rechazo de la Federación Inglesa de Fútbol, que en 1902 le prohibió a sus miembros apoyar o jugar partidos contra equipos integrados por mujeres. Recién en la década de 1970 comenzaron a levantarse las regulaciones que rechazaban al fútbol femenino, y se llevaron a cabo los primeros mundiales no oficiales en Italia y México.

Si bien desde ese momento el fútbol femenino continuó desarrollándose con menor repercusión que sus pares masculinos, la disciplina fue cosechando triunfos que visibilizaron el gran nivel existente entre las futbolistas.

El Club Atlético Boca Juniors sumó sus colores al fútbol de mujeres en 1990. El 27 de octubre de 1991, se creó la Primera División Femenina. Y dos años después, Las Gladiadoras se consagraron campeonas por primera vez en su historia, dejando en segundo lugar a su clásico de Nuñez. Desde ese entonces, las Xeneizes consiguieron 23 títulos locales y una Supercopa.

En el 2019, las jugadoras firmaron los primeros contratos profesionales de fútbol femenino en Boca, marcando el comienzo de un camino que necesariamente debe otorgar una igualdad de condiciones para las y los deportistas xeneizes, sin distinción de género.

Las pioneras en sentar su vínculo formal con el club fueron, las arqueras Abigail Chaves, Laurina Oliveros y Dulce Tortolo; las defensoras Julieta Cruz, Noelia Espíndola, Julieta Gergo, Cecilia Ghigo, Ludmila Manicler y Eliana Stábile; las volantes Lorena Benítez, Camila Gómez Ares, Florencia Quiñones, Fabiana Vallejos y Constanza Vázquez; y las delanteras Micaela Cabrera, Clarisa Huber, Andrea Ojeda, Estefanía Palomar, Fanny Rodríguez, Yamila Rodríguez y Carolina Troncoso.

En sus 30 años de historia, Boca contó con numerosas jugadoras históricas a nivel nacional como Marcela Lesich (quien fue campeona como jugadora y técnica), Elisabeth Minnig (histórica arquera y capitana del equipo), Elizabeth Villanueva (actaulmente parte del cuerpo técnico del fútbol femenino tanto de Primera como del inicio de la Reserva) y Andrea Ojeda que aún en actividad, sigue afirmando su posición como goleadora histórica del club, entre tantas otras.

En la actualidad es incierta la continuidad de todos los deportes debido a la pandemia del coronavirus, pero para cuando sea posible la reanudación, las Gladiadoras tienen el lugar asegurado en la Copa Libertadores, tras haber liderado la primera fase del torneo con 43 puntos, tras catorce triunfos y un empate.