| Basketball

Nunca teme luchar

Boca derrotó 99-94 a Gimnasia (CR) tras dos suplementarios en un tremendo encuentro jugado en la Bombonerita. Con Sandes y Flor como ejes ofensivos, el Xeneize sacó adelante un duro partido y sueña con clasificar en el Súper 20.

El primer cuarto fue el que mostró mayor dominio local en la noche. Con dos rápidos bombazos Boca se adelantó 9-2, por lo que no extrañó que la diferencia rápidamente llegue a los dos dígitos. Intenso en defensa y con diferentes cartas a la hora de atacar, el conjunto de Narvarte se llevó una buena renta (25-16) de cara a la continuidad del duelo.

Ya en el segundo cuarto el partido empezó a cambiar. Un triple de Gargallo le devolvió los dos dígitos a Boca (30-20), pero la intensidad de Gimnasia en defensa era otra, por lo que Narvarte pidió minuto 30-25 arriba. Sandes alejó nuevamente al Xeneize, pero una lluvia de triples visitantes más un doble de inverosímil de Romero sobre la chicharra sellaron un apretado 38-36 final.

El tercero tuvo un gran comienzo Verde con los mejores momentos de Vega en la noche y la compañía de Robinson para darle luz de 53-47 a Gimnasia. Pero poco a poco fue apareciendo Flor en Boca, también se vio un mejor aporte de Sandes y la paridad volvió a la Bombonerita graficada en el 60-60 con el que ingresaron al último segmento de un partido atrapante.

Cinco de Vega alejaron 67-61 a Gimnasia en el cuarto, pero la tarea de los bases sostuvo a Boca en partido, volviendo a empatar el marcador. Ya sin el Pitu Rivero lesionado y con las faltas jugando un papel cada vez más importante, entraron igualados a los últimos dos minutos, lapso en el que el score no se modificó y llegaron a la primera prórroga de la noche.

Gimnasia fue adelante casi en todo el primer suplementario ya que tanto Romero como Acuña dañaron en la pintura, pero Boca le opuso alta efectividad en libres más un Sandes decisivo para volver a igualarlo. La última la tuvo el conjunto de Villagrán pero el lanzamiento de Treise no ingresó, por lo que la definición volvía a postergarse en un partido que tuvo de todo.

Boca supo sacarle el jugo a todas las bajas de su oponente y dominó el segundo suplementario desde el vamos. Con un Boccia decisivo más diferentes apariciones tan puntuales como efectivas (Aguerre, Konsztadt), el Xeneize tomó una buena luz, soportó la embestida final de Gimnasia encabezada por Romero y se quedó con la victoria para seguir soñando con clasificar a la próxima etapa del Súper 20.

Estadísticas del partido

Foto: Javier García Martino (Prensa Boca)

Leonardo Chianese (Prensa Boca)