| Noticias

Una visita especial

Diferentes autoridades del club estuvieron reunidas este jueves con Ezequiel Lo Cane, el padre de Justina, la niña fallecida en noviembre de 2017, a la espera de un transplante de corazón.

Ezequiel Lo Cane estuvo este jueves en las dependencias de la Bombonera para empezar a trabajar junto al club en diferentes políticas tendientes a facilitar los transplantes de órganos a distintas personas que los necesiten. Justina era fanática de Boca y falleció en el mes de noviembre de 2017, a la espera de un transplante de corazón.

A raíz de este, la Ley Justina fue aprobada por unanimidad el 4 de julio de 2018 y, desde su aplicación, permitió que miles de personas puedan recibir a tiempo el trasplante que necesitaban para salvar su vida.

La Ley Justina cambió rotundamente el paradigma de la donación de órganos en nuestro país ya que estableció que todos somos donantes a menos que manifestemos expresamente lo contrario.