| Futbol

El Superclásico es mío

Boca derrotó a River jugando fuera de casa y dio el gran golpe de la primera fase de la Copa de la Liga Profesional. Gol de Villa para desatar la locura Xeneize en Núñez.

Este domingo se jugó el partido más esperado de la etapa inicial de la Copa de la Liga Profesional. Es cierto que todos los duelos son fundamentales, que todos valen tres puntos decisivos, pero el Superclásico es otra cosa. Y esa atmósfera se sintió en la cancha de River Plate.

El local tomó la iniciativa a través de la posesión de la pelota, pero el equipo de Battaglia se sostuvo bien con las atajadas de Rossi más el orden defensivo. A la espera de una situación en ataque, Boca se fue a los vestuarios sosteniendo el empate 0-0 de cara al segundo tiempo.

Y esa chance llegó apenas iniciado el complemento. Villa aprovechó una grave falla defensiva del local, eludió a Armani y pateó al arco vacío. Luego, Rossi sostuvo el triunfo y, si bien pudo haberlo definido Óscar Romero, los tres puntos viajaron en vuelo directo hacia la Bombonera.

Más allá de lo que significa el Superclásico en sí mismo, Boca dio un pase enorme hacia la clasificación. El Xeneize terminará la fecha en la segunda ubicación en la Zona B y ahora recibirá a Arsenal en la Bombonera buscando un triunfo más para seguir acercándose a la clasificación.