| Departamento Médico

No te asustes, informate...

Una completa guía con todos los detalles de síntomas, manifestación y prevención sobre las dos enfermedades como el Dengue y el Coronavirus que nos ocupan y nos preocupan, elaborada por el departamento Médico de Boca para socios e hinchas.

Por estos días la principal preocupación en la Argentina es el Dengue y miramos por ahora de costado a la epidemia de Coronavirus. Pero debemos saber la realidad sobre estas dos enfermedades virales y a través de estas líneas elaboradas por el departamento médico del club, se intentará un aporte para aclarar qué son y cómo prevenir. Pero también cómo y cuándo consultar ante alguna duda…

 

EL DENGUE

Esta enfermedad es parte de un grupo de enfermedades transmitidas por los mosquitos (aedes Aegyptis) y ocasionado por una serie de virus llamados Flavivirus. Tanto el Dengue (afecta a 390 millones de personas por año en Latinoamérica) el Zika (225.000 personas afectadas por años en Latinoamérica), como el Chikunguya (2 millones de personas por año en Latinoamérica) son responsables también de muchas muertes en nuestro continente, siendo claramente la época de verano donde la situación se agrava notablemente.

Cuadro clínico

 El cuadro clínico de la fiebre dengue y la presentación de las diversas manifestaciones y complicaciones, varía de un paciente a otro. Típicamente, los individuos infectados por el virus del dengue son asintomáticos (80 %). Después de un período de incubación de entre cuatro y diez días, aparece un cuadro viral caracterizado por fiebre de más de 38 °C, dolores de cabeza, dolor retro ocular y dolor intenso en las articulaciones (artralgia) y músculos (mialgia) ―por eso se le ha llamado «fiebre rompe huesos»―, inflamación de los ganglios linfáticos y erupciones en la piel puntiformes de color rojo brillante, llamada petequia, que suelen aparecer en las extremidades inferiores y el tórax de los pacientes, desde donde se extiende para abarcar la mayor parte del cuerpo​

Síntomas

Algunos casos desarrollan síntomas mucho más leves que pueden, cuando no se presente la erupción, ser diagnosticados como resfriado, estas formas leves, casi subclínicas, aparecen generalmente con la primera infección (solo ha habido contacto con un serotipo). Así, los turistas de las zonas tropicales pueden transmitir el dengue en sus países de origen, al no haber sido correctamente diagnosticados en el apogeo de su enfermedad. Los pacientes con dengue pueden transmitir la infección sólo a través de mosquitos o productos derivados de la sangre y sólo mientras se encuentren todavía febriles; por eso, es raro que existan epidemias de dengue fuera del área geográfica del vector.3

¿Cómo se transmiten?

Estos virus se transmiten a las personas a través de la picadura de mosquitos hembra infectadas. Las personas afectadas, sintomáticas y asintomáticas, son las portadoras y multiplicadoras principales de los virus, y los mosquitos se infectan al picarlas.  El Zika, por su parte, también se transmite de persona a persona, a través de relaciones sexuales, y de madre a hijo durante el embarazo.

¿Cuántos tipos de virus de Dengue hay?

Hay 4 serotipos de Dengue, y hasta fines de octubre del 2019 se registraron unas 2500 infecciones en misiones y Jujuy, de dos serotipos (1 y 4). Sin embargo todos estamos expuesto a esta nueva epidemia,

En Córdoba se presentaron en esta última semana de febrero del 2020 179 casos de dengue: 138 autóctonos y 41 importados. La semana pasada, la cifra informada era de 54 casos, 23 de ellos autóctonos. (Confirmados por la secretaria de promoción de la salud de la Provincia Gabriela Barbás)

Además de una centena de casos reportados en Formosa (provincia que históricamente combate al transmisor de la enfermedad con programas de fumigación muy complejos y efectivos. Tiene una frontera de 800 km con Paraguay donde la cantidad de infectados supera largamente cientos de miles incluyendo al presidente del país y a su esposa) y en otras provincias. Esto va a continuar en la medida que no trabajemos fuertemente en la fumigación y en la descacharrización de cada casa y en cada lugar. Todo lugar donde se junte agua es propicio para que crezcan las larvas del mosquito transmisor.

Prevención

Se sugiere eliminar los potenciales criaderos, lo cual incluye cambiar diariamente el agua de recipientes, como floreros o plantas en agua, y limpiar bien sus bordes, porque allí se quedan adheridos los huevos de mosquitos. También piden tapar o dar vuelta objetos que puedan acumular agua, como baldes, botellas y otros recipientes, y desechar aquellos que puedan acumular agua y no estén siendo utilizados (hasta las tapitas de gaseosas pueden ser criaderos).

Es preciso limpiar periódicamente tanques de agua, canaletas, rejillas, piscinas, desagües y “otros objetos u espacios que puedan acumular agua

Es recomendable también –de ser posible– la colocación de telas mosquiteras en puertas y en ventanas. Y es importante cortar frecuentemente el césped del domicilio y de las zonas próximas.

En tanto, para evitar picaduras se aconseja aplicarse repelente con la frecuencia que indique el producto. También colocar un tul o una tela mosquitera en cochecitos y en cunas de bebés, y usar vestimentas de mangas largas y pantalones largos, de colores claros.

Asimismo, es clave hacer una consulta temprana a un profesional de la medicina ante síntomas como fiebre alta, malestar general, dolor articular o muscular con o sin erupción y no automedicarse.

Es que hay algunos medicamentos que no debemos usar bajo ninguna circunstancia, (aspirina y sus derivados) En caso de necesitar, el paracetamol es la droga indicada, (no ibuprofenos y derivados) ya que no interfiere con la agregación plaquetaria que puede estar notablemente disminuida en la enfermedad.

Lo más Importante. Si Uds. tienen un estado gripal, dolores articulares, fiebre, no deje de consultar al médico.

 

EL CORONAVIRUS

Todos vemos y nos asustamos de esta epidemia ya mundial de este nuevo virus que afecta a la población hoy de 36 países, ocasionando numerosas muertes, y sobre todo en el lugar donde se originó en China

Todos los días vemos el reporte de la organización mundial de la salud sobre la evolución y el contagio (en este caso de humano a humano sin intermediación de un vector). Sin embargo debemos preocuparnos, debemos ocuparnos, y no asustarnos.

 ¿Qué es?

Los coronavirus son una familia de virus que se descubrió en la década de los 60 pero cuyo origen es todavía desconocido. Sus diferentes tipos provocan distintas enfermedades, desde un resfriado hasta un síndrome respiratorio grave (una forma grave de neumonía)

Gran parte de los coronavirus no son peligrosos y se pueden tratar de forma eficaz. De hecho, la mayoría de las personas contraen en algún momento de su vida un coronavirus, generalmente durante su infancia. Aunque son más frecuentes en otoño o invierno, se pueden adquirir en cualquier época del año.

El coronavirus debe su nombre al aspecto que presenta, ya que es muy parecido a una corona o un halo. Se trata de un tipo de virus presente tanto en humanos como en animales.

En los últimos años se han descrito tres brotes epidémicos importantes causados por coronavirus:

SRAS-CoV: El síndrome respiratorio agudo y grave (SRAS, también conocido como SARS y SRAG) se inició en noviembre de 2002 en China, afectó a más de 8.000 personas en 37 países y provocó más de 700 muertes. La mortalidad del SRAS-Cov se ha cifrado en el 10% aproximadamente.

MERS-CoV: El coronavirus causante del síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS) fue detectado por primera vez en 2012 en Arabia Saudita. Se han notificado hasta octubre de 2019 más de 2.400 casos de infección en distintos países, con más de 800 muertes. La letalidad es, por tanto, del 35%.

El actual COVID-19: A finales de diciembre de 2019 se notificaron los primeros casos de un nuevo coronavirus en la ciudad de Wuhan (China). Desde entonces el goteo de nuevos infectados por el virus COVID-19 (antes llamado 2019nCoV) ha sido continuo y su transmisión de persona a persona se ha acelerado. Los casos declarados de neumonía de Wuhan ya superan con creces a los de la epidemia de SRAS, pero la tasa de mortalidad es, de momento, más baja.

Todo parece indicar que nuevo coronavirus, COVID-19, también conocido como coronavirus de Wuhan, tiene una procedencia animal. De hecho, los primeros casos se han relacionado con un mercado de animales vivos de la ciudad de Wuhan, en China.

La incidencia de mortalidad está reportada como del 2% (como una gripe convencional). Por supuesto que un solo muerto ya es importante y las cifran son realmente muy grandes tanto de infectados como de muertos.  Sin embargo hay que referirse que la enfermedad tiene el comportamiento de una gripe estacional.

Y ya que hablamos de gripe debemos señalar que en esta temporada de invierno en USA la gripe se ha cobrado 12000 personas por las complicaciones ocasionadas por la misma.

Lo que quiero expresar una vez más la necesidad de tomar medidas de precaución y no asustarnos

Sobre todo en las personas más expuestas a esta nueva enfermedad. (Si bien la tasa de mortalidad se expresa en el 2 %, las personas menores de 60 años casi no tienen mortalidad y solo afecta a las personas más vulnerables, con enfermedades asociadas (diabetes, cáncer, inmunosuprimidos, enfermedades cardiovasculares etc),

En las personas más de 70 años la mortalidad es del 8%, y en los más de 80 años del 14%.

Síntomas

En general, los síntomas principales de las infecciones por coronavirus suelen ser:

  • Secreción y goteo nasal.
  • Tos.
  • Fatiga.
  • Dolor de garganta y de cabeza.
  • Fiebre.
  • Escalofríos y malestar general.
  • Dificultad para respirar (disnea)

En espectro clínico de este tipo de infecciones varía desde la ausencia de síntomas hasta síntomas respiratorios leves o agudos. Esta tipología suele cursar con tos, fiebre y dificultades respiratorias. Es frecuente que haya neumonía 

Prevención

Hasta la fecha no se dispone de vacuna alguna ni de tratamiento específico para combatir la infección por coronavirus.

Mantener una higiene básica es la forma más eficaz de evitar contraer este virus en los lugares en los que existe un mayor riesgo de transmisión, fundamentalmente las zonas del planeta en las que se han registrado casos. Es conveniente lavarse las manos con frecuencia y evitar el contacto con personas ya infectadas, protegiendo especialmente ojos, nariz y boca. A quienes puedan estar en contacto con posibles afectados se les aconseja el uso de mascarillas y usar pañuelos para cubrirse la nariz y la boca cuando se tose o se estornuda

Por ahora estamos en verano en el Hemisferio Sur y la alta temperatura es buena para evitar la propagación de este virus. Probablemente tengamos alguna importación pero que pasara inadvertido por la temperatura reinante.

Sin embargo las autoridades deberían estar atentas en los lugares de fronteras y aeropuertos, realizando una vigía epidemiológica de la situación, en cuanto comience a bajar las marcas térmicas, seguramente tendremos una vez más una incidencia habitual de gripe estacional que se deberá diferenciar con esta nueva epidemia. Y por supuesto estar atentos a los más vulnerables y consultar inmediatamente al servicio médico.